Nidmi elabora un informe sobre contratación de niñeras durante el verano

Pantalla Nidmi

Nidmi, la plataforma digital especializada en la selección de personal doméstico y cuidadores para la familia, ha elaborado un informe sobre tendencias en la contratación de niñeras durante el verano.

Según las conclusiones del informe, la contratación de cuidadoras de niños se incrementa hasta un 40% durante esta época del año. De las contrataciones realizadas durante este periodo, un 80% se ciñen únicamente a los meses de junio a septiembre, pero en el 20% restante de los casos, se acaba  prolongando al resto del año.

 

El retrato robot de las familias que contratan este tipo de profesionales es el de parejas entre los 33 y 40 años, principalmente residentes en Madrid y Barcelona, que tienen entre uno y dos hijos a su cargo. A la hora de realizar la selección, las familias valoran por encima de todo,  la experiencia y las recomendaciones en el cuidado de niños que puedan aportar las cuidadoras, sobre todo si trabajan con bebes. Otros de los requisitos más comunes que se exige a las cuidadoras de niños es que hablen español e inglés, que tengan carnet de conducir, que puedan cocinar y, en menor medida, que sepan nadar. Entre las atribuciones más habituales de las profesionales, además de todas las tareas relacionadas con el cuidado de los niños, se encuentra también el desempeño de algunas tareas relacionadas con la limpieza y el mantenimiento de la casa.

Por su parte, el perfil de las cuidadoras de niños que buscan trabajo en nuestro país, es eminentemente femenino (90%), tienen una edad media de 28 años, residen principalmente en Barcelona y Madrid y cuentan con experiencia contrastada en el cuidado de niños. En un 65% de los casos son estudiantes o cuentan con titulación universitaria, principalmente de grados relacionados con la educación infantil. El sueldo medio de las cuidadoras puede variar en función de distintas variables, como desplazamientos, horas de trabajo o actividades complementarias a realizar, pero se sitúa sobre los 700 euros mensuales para jornadas completas de 40 horas semanales y en los 400 euros, si se trabaja a media jornada.